Vivienda nueva

 

Podemos acceder a una vivienda nueva “a estrenar” de diferente modo, sea comprándola en el pozo —previo a la construcción— o una vez terminada.

En cualquiera de los dos casos es oportuno verificar la correspondencia entre la vivienda ofrecida y la vivienda real.

El metraje, la documentación legal y su estado de situación y regularidad frente a Intendencias y BPS son datos de suma importancia para definir el valor de la propiedad.

El estado de servicio de las instalaciones, el confort higrotérmico de la vivienda son datos de suma importancia al momento de decidir comprar una propiedad ya que asociado a estos vendrán gastos tanto de mantenimiento como de acondicionamiento térmico. Evaluar el funcionamiento futuro de la vivienda es un elemento clave para la toma de una decisión que sea para habitar o para invertir incidirá en el valor indirecto de la propiedad.

A través de los informes de diagnóstico podemos evaluar la situación de la propiedad que está por comprar dándole insumos técnicos —en un lenguaje accesible— que sustenten sus decisiones.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Los informes de diagnostico para vivienda nueva posibilitan visualizar el estado de las instalaciones generales previo a la toma de posesión del bien. De este modo se evitan los reclamos luego de la ocupación.